Prevenir es la meta en la lucha contra el cáncer de mama

Viernes, 15 Octubre 2021 17:00 Escrito por 

Durante el mes de octubre se hace común que veamos las campañas que impulsan diferentes organizaciones para la detección temprana del cáncer de mama, esto gracias a que el 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra esta enfermedad, que afecta a una gran cantidad de personas en el mundo sin importar su edad, estrato social, e incluso, su género, pues también puede desarrollarse en los hombres.

La doctora Gloria Sánchez es la directora del grupo de investigación de Infección y Cáncer de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia. Para ella, una de las razones por la que se hace importante el Día de la Lucha contra el Cáncer de Mama, es evidenciar las altas cifras que registra esta enfermedad alrededor del mundo, ya que anualmente se diagnostican cerca de 2.300.000 nuevos casos. “Esto quiere decir que se diagnostican más de 6000 casos diarios a nivel mundial, razón por la cual es el primer cáncer en frecuencia en toda la población, incluyendo hombres y mujeres”, apunta la docente.

En Colombia por su parte, así como en la gran mayoría de países latinoamericanos y del caribe, el cáncer de mama también es considerado la principal causa de incidencia y mortalidad por cáncer en las mujeres. Ejemplo de ello es que entre el 2009 y el 2019, esta enfermedad cobró la vida de 22.174 mujeres entre los 30 y 70 años en el país, según lo reporta el Ministerio de Salud.

En el contexto actual de la pandemia, la detección temprana tanto de este como de otros tipos de cáncer, ha disminuido notablemente. La doctora Sánchez explica que “ya no se están haciendo el número de mamografías que se hacían antes de la pandemia. De acuerdo con la cuenta de alto costo, se ha estimado que hay una disminución en el 60% de las mamografías anualmente. También se han postergado muchos tratamientos y procesos clínicos de las mujeres que ya fueron diagnosticadas con cáncer”.

Este panorama evidencia la importancia de entender qué es lo que hace falta para realmente darle la lucha al cáncer de mama, pues tanto desde lo social como desde lo científico existen retos que es necesario superar.

Por ejemplo, desde el punto de vista científico, Sánchez expone que se requiere tener un mejor conocimiento de cómo poder prevenir este cáncer. “Hoy hay muchos tratamientos exitosos y muy costosos, no obstante, las mujeres tienen un impacto muy negativo en sus vidas después de un diagnóstico por este tipo de cáncer. Por eso lo que hay que hacer es evitar que se den estos diagnósticos y para ello lo primero, es descubrir métodos que tengan un poder de predecir con alta precisión quienes son las personas que están a riesgo de desarrollar este cáncer y qué se les puede ofrecer para disminuir este riesgo”.

 

En este punto, resalta también la docente, se hace vital la adopción de estilos de vida saludables para lograr la prevención no solo de esta, sino de muchas otras enfermedades, pues buena parte de los factores de riesgo están asociados a esos hábitos poco sanos que se practican en el día a día y que no son reconocidos, pero que lentamente producen cambios moleculares en las células hasta que las transforman a un tipo “anormal” u oncogénico, es decir, que pueden iniciar un cáncer.  

Hábitos como aumentar el consumo de cereales, frutas y verduras, y limitar alimentos como las bebidas azucaradas, las carnes procesadas, las carnes rojas y los alimentos altos en sal; mantener un peso saludable, realizar actividad física todos los días, evitar al máximo el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco, utilizar protector solar todos los días y reducir la exposición al sol y a las cabinas de rayos UVA, y para las mujeres, amamantar mientras les sea posible a sus bebés y limitar  el tratamiento con terapia hormonal sustitutiva, pueden hacer la diferencia en la búsqueda de una vida mucho más sana y con mayor bienestar.

Ya desde lo social, la doctora Sánchez destaca que, falta crear conciencia de que esta no es una enfermedad que le da solo a ricas y famosas, y que se trata fácilmente con una cirugía. “Si bien es cierto que es un cáncer que se asocia con un alto nivel de vida, la realidad de fondo es que las que más mueren son mujeres de bajo nivel socioeconómico. Es así como en la actualidad, este cáncer también representa una de las brechas importantes en el desarrollo equitativo de la sociedad”, afirma.

La directora del grupo de investigación de Infección y Cáncer también manifiesta que hay muchísimas iniciativas a nivel mundial para ayudar a prevenir el cáncer de mama, pero muchas de las intervenciones que se hacen no están basadas en evidencia científica. "Por eso la mejor manera para contribuir en la lucha contra la enfermedad es apoyar la ciencia y la investigación, para que se hagan descubrimientos que en realidad tengan eficacia científicamente comprobada". 

Finalmente, para aquellos que están alrededor de una persona que ya fue diagnosticada con cáncer de mama y quieren contribuir con su bienestar, las recomendaciones de la doctora Sánchez son motivar la continuación del tratamiento y darle el soporte para que tenga todas las sesiones, ya que los tratamientos de cáncer de mama son de muy largo tiempo, y buscar ayuda psicológica por parte de instituciones expertas.

 

último tweet

último post

último video

Licencias