A seguir cuidando de la salud mental con el retorno a la presencialidad

Miércoles, 12 Enero 2022 18:58 Escrito por 

Tras casi dos años de la pandemia causada por la Covid 19, la emergencia sanitaria mundial más importante el último siglo, los grandes cambios sociales en los que el distanciamiento social fue protagonista, generaron múltiples impactos en la salud mental de la población mundial en general.

De acuerdo con una investigación realizada por Ramírez-Ortiz, Castro-Quintero, Lerma-Córdoba, Yela-Ceballos, & Escobar-Córdoba, (2020), este aislamiento social, los problemas de movilidad y el escaso contacto con los demás, ocasionaron que las personas estuvieran más propensas a desarrollar complicaciones mentales, que iban desde síntomas aislados hasta el desarrollo de trastornos como el insomnio, la ansiedad y la depresión. A esto se sumaron el constante bombardeo de noticias acerca del virus y la experiencia tan cercana a la muerte de familiares y personas cercanas, sin poder acceder a un ritual que ayudara a tramitar de una manera más apropiada el duelo.

Para muchos, la llegada de las vacunas representó una luz al final del túnel, pero el deterioro de la salud mental se hizo más que evidente, pues en muchos casos las personas no identificaban que sus síntomas estaban relacionados con una enfermedad o trastorno mental, o aquellos que ya los padecían, no recibieron durante un buen tiempo sus tratamientos.

Hoy nuestra realidad ha cambiado nuevamente. De manera paulatina ha ido retornando la presencialidad, con el gran desafío de mantener los cuidados y medidas de bioseguridad para un regreso seguro a las actividades laborales y académicas. No obstante, es posible que, con esta nueva normalidad, también se desarrollen problemas mentales.

El corre corre del día a día, las largas horas en el tráfico o el transporte público, adaptarse nuevamente a los horarios de los lugares de trabajo y estudio, la presión por cumplir con todas las responsabilidades y el temor al contagio, son sin duda situaciones que pueden contribuir a que nuestra salud mental, ya golpeada por causa de la pandemia, se deteriore aún más, y por ello es importante que desde lo personal, tomemos conciencia sobre todas estas situaciones, y comencemos con pequeñas acciones a cuidar de este importante aspecto de nuestra vida.

Algunas de las recomendaciones que desde el Parque de la Vida te damos, son:

 

  • Retoma poco a poco las rutinas:

    Debemos comenzar a organizar nuevamente nuestro tiempo, teniendo en cuenta factores como los desplazamientos hasta los lugares de trabajo y estudio, la preparación de la vestimenta adecuada para las diferentes actividades, el ritual del baño y los momentos de alimentación. Esto nos ayudará no sólo a reducir la ansiedad, sino también a organizar mejor nuestro día y a optimizar cada minuto.

    • Dedica tiempo al descanso:

    Es necesario tanto planificar nuestro tiempo para el trabajo y estudio, como para el descanso. En el tiempo libre, realiza actividades que no impliquen el uso de pantallas, como una buena hora de meditación, de lectura o incluso dedicada al ocio “sin hacer nada”, es clave para dar descanso a tu mente.

    • No tienes por qué siempre producir o estar haciendo algo:

    El simple hecho de hacer un alto en tus actividades es un descanso para tus facultades mentales. Disminuye la ansiedad haciendo actividades que te resulten placenteras y esto se reflejará en el manejo de tus emociones, y el trámite de tus pensamientos y sentimientos, además que tomarás un nuevo aire para afrontar los retos que se te presentan.

    • Adopta normas de autocuidado:

    Aunque ya muchos han accedido a la inmunización por medio de las vacunas desarrolladas hasta ahora, es importante resaltar la adquisición de buenos hábitos para nuestra salud y nuestro bienestar. Las normas de autocuidado no solo ayudan a disminuir las probabilidades de contagio del virus Covid-19, sino que sirven para mantener alejados otros virus y bacterias que afectan nuestros cuerpos.

    • Dedica tiempo a tus familiares y disfruta en familia:

    Planificar una tarde en familia en la que haya juegos de mesa o se hagan actividades lúdicas, contribuye a que valoremos más el tiempo juntos y la integración familiar, además de bajar los niveles de tensión, estrés y ansiedad que pueden afectar las dinámicas familiares.

     

último tweet

último post

último video

Licencias